abril 21

De la frustración al entusiasmo en 6 preguntas

0  comentarios

Tantas cosas que nos frustran hoy en día.

¿Y qué hacer cuando eso nos pasa?

¿Qué nos está diciendo esa emoción?

Y lo más importante: ¿Qué hacemos con ella, para poder avanzar y no sentir que nos estancamos indefinidamente?

¡Las invito a explorar un poco más ese sentimiento incómodo, porque por ahí es que inicia la posibilidad de conectarnos con el entusiasmo!


Como hablamos en la entrada sobre emociones, hay emociones dolorosas o incómodas y otras que nos llenan de energía u optimismo. La frustración es una de las incómodas. Y aún así, es una de las emociones que más me ha empujado en la vida.

Puede ser porque soy muy terca y nunca quiero rendirme, pero en el fondo, lo que hay detrás de eso, es que la frustración nos muestra varias cosas:

En lo relacionado con nosotras mismas, la frustración nos dice:

  • Hay algo que no hemos aprendido y que debemos tomar tiempo para aprenderlo y así lograr hacer lo que aún no hemos podido.
  • Tal vez no estamos preparadas para algo todavía y que debemos (queremos?) seguir practicando, hasta que nos salga. Porque TODO es un proceso.
  • Tal vez sí estamos preparadas y lo que falló no fue nuestro conocimiento, NI NUESTRO SER, sino el método. Y entonces podemos probar otro sistema.
  • El tiempo que gastamos en eso que no nos salió bien, es un tiempo que invertimos aprendiendo, no un tiempo perdido.
  • Debemos cuidar las expectativas que le ponemos a las cosas.
  • No controlamos casi nada y que eso es normal y no es ni bueno ni malo (no nos hace mejores o peores).

Y en lo que tiene que ver con otros:

  • No podemos cambiar a nadie a nuestra voluntad.
  • Debemos cuidar las expectativas (o exigencias) que le ponemos a los demás.

Y desde esa mirada la frustración se convierte en una invitación al aprendizaje constante, a vivir en modo beta (probando, mejorando, probando mejorando) y por último, a fluir con lo que venga y verlo como una oportunidad.


Sé que es más fácil decirlo que hacerlo.

Y también sé que si no integramos en nuestro sistema que la vida es un proceso de aprendizaje, vamos a darnos contra la pared una y otra vez, y muy duro.

Y la pared no es el problema que enfrentamos, sino nuestra propia creencia de que las cosas tendrían que haber sido de otra manera, porque como lo están siendo no son justas.

Pero es que la vida no nos debe nada. Y desde esa posición solo nos quedaremos frenadas por la rabia o rendidas y resignadas ante lo que nos pasa.


Así que para mí, la mejor manera de gestionar la frustración y convertirla en entusiasmo es:

  • Reconocernos como aprendices.
  • Apasionarnos por aprender.
  • Hacer las paces con que no controlamos lo que pasa afuera.
  • Y ser compasivas con nosotras mismas en ese proceso infinito de probar, mejorar, probar, mejorar.

Aquí les comparto 6 preguntas para escuchar a la frustración y transformarla:

  • 1. IDENTIFICAR:
    ¿Qué es lo que me frustra? (Si es alguien, suelta tus expectativas y/o ten una conversación)
  • 2. INJUSTICIA:
    ¿Qué es lo que me parece injusto? ¿Realmente, R E A L M E N T E es injusto?
  • 3. CONTROL:
    ¿Qué estoy intentando controlar? ¿Realmente puedo controlarlo? ¿Puedo hacer las paces con que no controlo eso?
  • 4. APRENDIZAJE:
    ¿Qué puedo aprender de esta situación? ¿Qué me falta aprender para lograr eso que ahora no estoy logrando?
  • 5. MOTIVACIÓN:
    ¿Realmente esto me importa o me gusta como para seguir intentándolo? Si no, ¿por qué no lo suelto?
  • 6. COMPASIÓN:
    ¿Puedo abrazarme y decir: El aprendizaje es un proceso que me hace humana. Y ahora que lo sé, puedo seguir en mi aventura. Hoy sé que soy suficiente y aprendiz.?

Te dejo los enlaces al episodio de la serie 5 razones: 

5 razones para escuchar tu frustración:

¡Cuéntame en los comentarios qué nueva posibilidad ves!

Andrea Knudsen


Tags

Emociones, Escucha, Estado de ánimo, Expectativas, Juicios y Creencias, Miedo, Quejas y Reclamos


Te puede gustar también...

Mi verdad, tu verdad, ¿cuál es la verdad REAL?

Mi verdad, tu verdad, ¿cuál es la verdad REAL?

Cómo sentirte suficiente y ambiciosa a la vez

Cómo sentirte suficiente y ambiciosa a la vez
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de crear para ti la mejor experiencia de usuario y realizar análisis de navegación para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies. Puedes obtener más información haciendo clic en el enlace. ACEPTAR

Aviso de cookies
>